ALMERÍA, CAPITAL ESPAÑOLA DE LA GASTRONOMÍA 2019

104 CALIDAD Y CANTIDAD: La conjunción perfecta El mundo de la gastronomía premia la calidad por encima de la cantidad. En Almería ambos conceptos van de la mano. Hortalizas, frutas, verduras, quesos, embutidos, aceites y vinos se cuelan cada año en la nómina de productos galardonados en prestigiosos certámenes nacionales e internacionales. Certificaciones internacionales y sellos de calidad o indicaciones geográficas protegidas avalan la apuesta de Almería por la excelencia y la calidad de su potencial agroalimentario. E N 2 0 1 7 A L M E R Í A P R O D U J O 3 , 7 M I L L O N E S D E T O N E L A D A S D E F R U TA S Y H O R TA L I Z A S , L O Q U E C O N V I E R T E A L A P R O V I N C I A E N U N R E F E R E N T E A N I V E L E U R O P E O . L A C A L I D A D D E S U S P R O D U C T O S E S TÁ AVA L A D A P O R L O S P R I N C I P A L E S S E L L O S C E R T I F I C A D O R E S A N I V E L I N T E R N A C I O N A L , Q U E P E R M I T E N A L A I N D U S T R I A A L M E R I E N S E L L E G A R A L A S D E S P E N S A S D E T O D A E U R O P A La creciente industria agroalimentaria almeriense ha sabido sumar a los cultivos tradicionales de la zona una producción cuya excelencia re- conocen todos los mercados internacionales. Nuevos nichos de merca- do se abren camino gracias a la diversificación y mejora de los produc- tos de la tierra, pero también a su transformación en una agroindustria basada en los conceptos gourmet y de calidad. La mejora en la producción y sus métodos y la especialización en la gestión de las explotaciones, la comercialización y la exportación, son estandartes de la fuerza que la materia prima tiene en toda la provincia. La última campaña agrícola registró ventas por valor de más de 3.150 millones de euros, de ellas un total de 2.716 millones en los mercados exteriores. En 2017 Almería produjo 3,7 millones de toneladas de fru- tas y hortalizas, lo que convierte a la provincia en un referente a nivel europeo. No sólo por el volumen, sino por el creciente desarrollo de fórmulas de respeto medioambiental y el uso de energías renovables para la gestión del clima en los invernaderos. Las producciones tradicionales de legumbres, frutos secos, cereales, aceite de oliva, etc, conviven hoy con frutas y verduras nacidas bajo el abrigo de sus invernaderos. Los vinos de la tierra ganan enteros y se unen a todo un mosaico de productos que avanza en calidad. Una calidad avalada por los principales sellos certificadores a nivel interna- cional, que permiten a la industria almeriense llegar a las despensas de toda Europa.

RkJQdWJsaXNoZXIy NTEwODM=