ALMERÍA, CAPITAL ESPAÑOLA DE LA GASTRONOMÍA 2019

26 ALMERÍA, LA DESEADA Sobre la bahía, se alza imponente la Alcazaba. Anuncia un territorio de esplendor, pisado desde antiguo... Da sombra a la ciudad vieja. Vigila el puerto que levantaron los romanos. Se erige poderosa sobre un laberinto de calles trazadas por un príncipe árabe. Territorio de mil civilizaciones. Tierra elegida por los hombres del paleolítico, fenicios, griegos, cartagineses, íberos, romanos, árabes y visigodos. El ‘Portus Magnus’ de Roma. El primer puerto de Al-Andalus. La base naval del califa. Enclave comercial y cultural. La vieja Pechina convertida ahora en una ciudad cosmopolita y audaz. No hay aquí norte ni sur, sólo poniente y, en el extremo, levante. Espejo del mar. Atalaya de historia glosada por mil poetas y cantada por juglares de todas las épocas. Con laúdes y guitarras eléctricas. Enamoró a poetas árabes e inspiró a John Lennon. Arte en la calle. En las terrazas. En las barras, bares y fogones. Patria de la alimentación mediterránea. Tierra de sol, protegida del calor en sus intrincadas callejuelas. Sombreada por árboles mediterráneos. Levantada con el poder de los volcanes. Construida sobre la placa que separa dos continentes. Tierra sin fronteras. Paisaje de tejados planos y viejos aljibes. Nuevas ramblas. Abierta en mil plazas. Único desierto de Europa. Oasis de civilización. Vergel del Viejo Mundo. Paraíso bañado por dos mares. Planicie de salinas. Calas donde se escucha el canto de sirenas. Mareas que se deslizan en playas teñidas de turquesa. Refugio de flamencos rosas. Fue generosa la naturaleza. Y donde no, lo compensaron los hombres. Con sabiduría. Con la ancestral gestión inteligente del agua. El lugar de la vida natural. Donde se cultiva la naturaleza. Donde se unen cultivo y cultura. Último territorio virgen. Reserva de la naturaleza. Herencia. Legado de generaciones. Late el corazón de una tierra milenaria cada día renovada. Almería la deseada. Tierra de magia… Tierra de Magia…

RkJQdWJsaXNoZXIy NTEwODM=