ALMERÍA, CAPITAL ESPAÑOLA DE LA GASTRONOMÍA 2019

73 abejaruco, que protege a sus crías de las culebras de herradura horadando las laderas. El búho real captura conejos y pequeños roedores. La perdiz roja, las águilas perdiceras y el halcón real tienen aquí su territorio de caza. En las ramblas anidan decenas de aves, la vegetación que sobrevive en las márgenes de los cauces secos y los pequeños bosques de arbustos son hogar de pájaros y en las ramblas crecen los anfibios, ranas, sapos corredor, lagartijas y culebras. Quedan zorros, conejos, liebres, lirones y una de las últimas poblaciones de tortugamora. Alimentados con la escasa agua de lluvia y la humedad de la tierra crecen arbustos y plantas únicas en el mundo, adaptadas a la salinidad del terreno, y flores efímeras que tiñen de color un paisaje que es Paraje Natural desde 1989. La vida oculta de Tabernas. La magia del desierto.

RkJQdWJsaXNoZXIy NTEwODM=